AMBATO, ¿CIUDAD DE VEHÍCULOS O PEATONES?

AmbatoVehculos

En los últimos tiempos ha crecido el parque automotor de Ambato, a tal punto que varios ambateños describen el transitar por la ciudad como un “acto heroico”. ¿Es este un problema que deben resolver solo las autoridades de turno? ¿Qué otras alternativas tenemos para vivir en una ciudad donde los peatones tengan el privilegio? ¿Es posible una ciudad sin vehículos?

Nuestra bonita y tan acogedora urbe, en los últimos años ha denotado un crecimiento y evolución al espejo de las grandes ciudades. De la mano de la modernidad y el pensamiento funcional civilizatorio, se ha expandido en población, desarrollo, vivienda; pero también, en vehículos.

Datos del INEC (2016), indican que el parque automotor del país ha crecido un 57% en apenas los últimos cinco años. Mientras que, la tasa de crecimiento demográfico anual se ha mantenido en el mismo periodo en un promedio de 1.5%. Por otro lado, en Ambato se evidenció un crecimiento hasta el 2016 de 22%, evidenciado con el número de vehículos matriculados con respecto al año anterior.

Las cifras anteriores, nos invitan a pensar, ¿si las ciudades se están planificando en función de los peatones o de los vehículos? Ambateños describen el transitar por la ciudad en muchas ocasiones como un verdadero “acto heroico”.

Se han destinado importantes montos en levantar parqueaderos públicos y privados, además de la planificación de vías colectoras y puentes que permitan mejorar la movilidad en la ciudad. Si bien es cierto que, la movilidad es competencia municipal, ¿acaso los ciudadanos no podemos aportar individualmente para mejorar esta problemática?, que de hecho a más de uno ha cambiado el humor en algún momento.

El éxito de una sociedad, se radica en tener gente más propositiva que demandante. La respuesta probablemente no está en buscar más espacios para vehículos, sino que cada individuo se sienta protagonista y busque alternativas de movilización, contribuyendo incluso cuidar el medio ambiente, que por ahora no se ahondará en ello.

AmbatoTrafico

¿Entonces, como podemos lograr caminar en un Ambato donde no se escuchen estridentes bocinazos, donde se respire sin pensar que nos encontramos en un campo de batalla y no haya temor de ser aventados? Para muchos una ciudad idílica, sin embargo, en varias ciudades como Oslo, Hamburgo o la favorita Venecia, lo hicieron realidad hace más de quince años.

Lo mágico de nuestra ciudad, es que sin desplazarnos mucho podemos llegar ágilmente a nuestros destinos, por lo cual alternativas como la bicicleta y la caminata; y a nivel tecnológico, motocicletas eléctricas, e-bikes o rocketskates, contribuirían en gran medida, siendo Ambato una ciudad ejemplo en todo el país en dar prevalencia a los derechos humanos y la belleza urbanística.              

Queda la reflexión si este es un tema realmente de movilidad y planificación urbana, o algo más bien cultural y de auto conciencia, pues donde se reproducen los vehículos, todos nacimos peatones.

Ph: Christian Estrella 

 

GabbyHerrera