TILIPULO: “cobija de cabuya” UNA JOYA ARQUITECTÓNICA DE COTOPAXI

TilipuloTilipulo fue, es y seguirá siendo un sitio de majestuosidad, entre la realidad y la leyenda, esta vieja casa guarda misterios y recuerdos de las familias de mayor abolengo, sobriedad de Jesuitas y rebeldía de nuestro próceres. Esta era una hacienda de obraje cuyos textiles se hacían con el agave, lana de borregos y se exportaban a todo rincón del Ecuador y otros países.

Sus tierras han pasado desde los Jacho de “Tacunga”, Rodrigo Núñez de Bonilla, Don Ignacio de Artiaga, los Marqueses de Lises, los Maldonado Sotomayor, los Marqueses de Miraflores, Don Manuel Gómez de la Torre la familia Urrutia, Cañadas, entre otros dueños de renombre y finalmente los Álvarez hasta 1979 que fue cuando pasa a manos del Municipio.

Cabe mencionar que el Márquez de Maenza, Don Manuel Matheu, quien junto con los patriotas Latacungueños proclamaron la Independencia de Latacunga después de haber estado en Tilipulo; podemos ver que esta hacienda tenía importancia y relevancia de producción, y lucha ante las fuerzas españolas.

 

tilipuloo

Sus aspectos arquitectónicos como: las columnas y arquerías clásicas, atrios, torres, bóveda de caña, azoteas de estirpe, escaleras, el reloj de sol, el que permite ver la hora desde las 7am hasta las 5pm, el purificador de agua elaborado en piedra pómez, te transportarán a la época de abolengo y te sentirás en un túnel del tiempo.

También podrás encontrar sitios donde el misterio se siente aún más y te eriza la piel, como en la iglesia de 1772 el eco tu voz retumbará en las paredes, en el cementerio encontrarás dos tumbas hechas en piedra, también en otro patio te encontrarás con un eucalipto aromático en el que se dice aparece un señor de barba y sombrero, el pozo de agua con 15 metros de profundidad te hará también sentir una brisa helada.

Los museos en este sitio también reúnen destellos de historia y misterio de Latacunga, como los restos de la Fábrica Textilera San Gabriel, las vasijas de nuestras culturas aborígenes, y más aún una carroza fúnebre y un cuadro de una señora que muchos dices es la “dama tapada”. Todo esto y más te espera si visitas Tilipulo. Solo queda en manos de futuras administraciones que este lugar vuelva a tener su elegancia, señorío y presencia.

 Tilipulooo

Hacienda Tilipulo

 

Por: Carlos Sandoval

Revista Emociones. En cada momento de tu vida.