EL MOLINO DEL AGUA NEGRA

MOLINOYANAYACUYanayacu o agua negra, llamado así el río que tiene Cotopaxi por una simple razón;  su caudal crece en gran cantidad en época de “aguas mil”. Este río fue una gran fuente de fuerza hídrica.

En este molino se encuentra una catacumba o túnel, además se puede visualizar una capilla Jesuita con un Cristo de plata, y restos de las piedras volcánicas que se usaron para construir este paraje histórico que aún está por mostrarse al mundo.

Vamos con un poco de historia, cabe mencionar que en 1539 Diego de Sandoval y Silva, capitán de España, adquiere estos terrenos con el fin de que todo en cuanto esté en calidad de producción se aproveche, en este caso: agricultura, ganadería o como se diría en palabras históricas Obrajes. Sus tres generaciones consecuentes también administraron este lugar, pero a la llegada de los Jesuitas, consideran que por su gran conocimiento en Molienda deberían poseerlo y les donan. Es así que la producción se incrementa, producción de que te preguntarás, pues de harinas, aceite de lino y Textilería, ya que esta última fue la que nos destacó con productos exportados hasta Panamá y quien sabe desde allí hasta donde llegaron nuestras telas, ¿sabías eso?

Bueno, retornando al relato, una vez expulsada esta orden religiosa del país, en completo abandono es encontrado este lugar por un hombre de negocios llegado de Francia que repotencia este viejo Molino dándole nuevamente renombre. Lastimosamente pasaron generación tras generación, lo fueron dejando en el olvido, ya para 1999 los actuales propietarios lo compran viendo un gran valor histórico y turístico, es por ello que ahora encontramos diversas actividades recreativas como: pesca deportiva, botes a pedal, canchas de futbol y vóley, piscina, sauna, turco, en fin una gran variedad de opciones para todo gusto.

Más allá de ubicarnos en un sitio privado, este relato muestra que en cada rinconcito de nuestra querida Provincia, aún hay restos de lo que fue en algún momento una de las industrias más importantes en la época Colonial, LA MOLIENDA, que gracias a ella y a los recursos naturales como es en este caso el río de aguas negras, se nos conoce como Ciudad de los Molinos, Ciudad de las Harinas, Ciudad de los Mashkas Pupos.

yanayacu

En estos 167 años de provincialización Latacunga y Ambato como primeros cantones de Cotopaxi son referentes de producción, liderazgo, empuje, caudal de estirpes nobles con carácter de molineros. A pesar de que nuestro volcán nos ha amedrentado y demolido jamás la provincia se sentirá vencida.

molinocotopaxi

¡ VIVA COTOPAXI !

 

Por: Carlos Sandoval

Revista Emociones. En cada momento de tu vida.